Orientación para la vida

     Las mujeres que han abortado manifiestan diferentes reacciones que afectan a la totalidad de su persona: físicas, psicológicas, emocionales, relacionales y espirituales. Todas ellas configuran la realidad del aborto como una experiencia traumática para la mayoría de ellas. Esta afirmación está avalada por estudios como el denominado “Women who suffered emotionally from abortion: a qualitative synthesis of their experiences“, que recoge los resultados de 987 mujeres que abortaron, a quienes se les pasó una encuesta (ver informe en castellano, cortesía de Red Madre). Las conclusiones de este y otros estudios permiten concluir que el aborto tiene consecuencias negativas para la persona, que se manifiestan en forma de una sintomatología que podría agruparse bajo la denominación de trauma post-aborto o síndrome post-aborto.

     Desde el COF, conscientes de las consecuencias negativas que genera el aborto en la persona, nos posicionamos claramente a favor de la vida y ofrecemos un acompañamiento a quienes han sufrido esta dolorosa experiencia.

      Si deseas solicitar una cita puedes hacerlo a través de este enlace o por teléfono.